10. ACCIÓN NARRATIVA

Seguimos en el 2º apartado del temario, ESTRUCTURA NARRATIVA, concretamente hoy hemos visto el punto 2.2. ACCIÓN NARRATIVA.

La acción narrativa lo que hace es relacionar a los personajes con el entorno. Un personaje por medio de una red de acciones está actuando a lo largo del relato. Las acciones pueden ser fuertes o débiles. Pueden ser también acciones elegidas u obligadas, meditadas o impensadas, veloces (tomadas de inmediato para hacerla en el momento) o diferidas (se toman para realizarlas más tarde en el tiempo). Incluso cuando los personajes hablan están haciendo algo, también es una acción. Por otr lado están las acciones gestuales, otra forma de comunicación.

De como se desarrolla la historia a lo largo del texto dependerán las acciones que se estén realizando y la intensidad del relato. Metiendo una acción que cree tensión conseguimos los picos de exitación, de intensidad.

Toda acción supone un cambio. Los personajes a lo largo de cualquier escena (siempre que hay un personaje hay una escena), están haciendo alguna cosas o sufriendo las consecuencias de algo que ha hecho otro. Lo que hacen, los personajes, al actuar, es permitir que la historia avance. Como la historia es una sucesión de hechos, para pasar de uno a otro, se necesita que el personaje realice alguna acción.

Las acciones del personaje siempre consiguen que la historia progrese. Además crea espectativas sobre lo que ocurrirá, y altera la personalidad o caracterización de ese personaje. Sintetizando, según actúen los personajes así será el desarrollo de la novela, es decir, de lo que hagan dependerá el desarrollo del texto. ¿Sí o sí?

Hay una serie de acciones principales que son las que constituyen el eje central del relato. Bueno, dijo Teo, que todo esto hay que hacerlo antes, es lo que llamábamos en apartados anteriores la planificación, forma parte de ella. Hay qye saber que harán nuestros personajes antes de ponernos a escribir. 

¿Lo tenemos claro? ¿Qué es la acción? Es todo lo que ocurre, lo que pasa en la historia que estamos narrando. Es el conjunto de actuaciones, movimientos y acciones que necesita el desarrollo de la historia, ya que un cuento o una novela lo que nos relatan son precisamente acciones, lo que están haciendo los personajes y, estos, siempre están en movimiento, o tramando lo que van a hacer, o sufriendo las consecuencias de lo que han hecho otros, o se ven envueltos en las tramas del resto de personajes.

La acción transmite como van sucediendo  las acciones una tras otra, cosa que hay que planificar, ordenar y hacerlo de forma que mantengan el interés del lector mediante puntos de exitación y valles de relajación. Cuando deseemos relajar la narración lo haremos restando acción y metiendo descripciones, comentarios, etc.

Lo que hay que tener en cuenta a la hora de plantear un relato:

  1. Los cambios en las acciones y las conductas de los personajes van a determinar el desarrollo de la historia.
  2. Acción y personajes están unidos o ligados. Las acciones siempre las tiene que realizar un personaje.
  3. Cada hecho, cada una de las acciones, se tiene que desarrollar en las circunstancias y el momento apropiado.
  4. Cada acción debe ser diseñada (planificada con anterioridad) de forma que se cree una dosis de suspense. Esto se hace utilizando el obstáculo que es quien consigue detener la acción y como el lector desea saber que pasará, crea interés, suspense en el que lee. Otra característica del obstáculo es que en el momento que aparece, como los personajes tienen que decidir que hacer frente al obstáculo, como se enfrentarán a él, pues nos da la posibilidad de cambiar la historia . Esto quiere decir que dependiendo de como reaccionen podremos darle un giro a la narración, hecho que se llama giro argumental.
  5. La trama principal o línea argumental principal es una sucesión de hechos con acciones y sus respectivos obstáculos, que a su vez dan pie a otras líneas argumentales secundarias con sus acciones y obstáculos, si lo tienen. Ojo, que llega un momento en el que la historia tiene que acabar, lo anterior no se puede prolongar eternamente. Llegados a este punto la narración tiene que tomar forma de embudo para que podamos llegar al desenlace. No tienen que cerrarse todas las tramas en el mismo punto. Recordemos que se puede hacer con final abierto o cerrado.  Tener en cuenta que, al final, cuando se produce el climax, en ese punto el personaje tiene que enfrentarse al argumento, al antagonista de la historia. Justo entonces es cuando se tiene que resolver no se puede hacer en la mitad de la historia, en ese caso perdería interés. El desenlace es donde han de resolverse todas las tramas, la principal y las secundarias. 
  6. Para todos los obstáculos a los que los personajes se tienen que enfrentar hay que imaginar alternativas distintas. ¿Motivo? Dependiendo de que alternativa tome el personaje el desarrollo de la historia será uno y otro, las opciones eran diferentes.
  7. La efectividad de la acción no depende de lo que haga el personaje sino del significado de lo que hace. Hemos de tener presente los motivos de los personajes, ellos tienen que tener algo que los impulse a actuar de la manera que lo hacen.
  8. Si queremos comprobar los efectos de una acción, hay que preguntarse ¿qué pasaría si este personaje no hubiese hecho esto?

Ejemplos del día: Shogun, Los pilares de la tierra.

 

 Hemos dado también el punto 2.3 del temario, pero lo pongo en otra  entrada para que quede más claro.

 

 

  1. 27/04/2016 a las 1:41

    muy pero muy bien lo feli9xiyo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: