39. Progymnasmata: NARRACIÓN

NARRACIÓN:

Consiste en contar una historia real o ficticia, mencionando quien participa, qué, cuando, cómo, donde, por qué, incluso para qué. La narración es un desarrollo lingüístico de la persona. Siempre contamos historias, desde niños hasta que somos ancianos. Ese afán de contar historias está siempre presente en nuestras vidas.

En los ejercicios progymnasmáticos la narración intenta, pretende, conseguir que el alumno tenga la capacidad de estructurar el planteamiento, el nudo y el desenlace de la historia, así como el inicio del desarrollo de los diferentes elementos narrativos: historia, conflicto, argumento, personajes, climax, etc.

Los ejercicios narrativos en la progymnasmata lo que persigue es corregir los defectos de estructura y obtener las tres virtudes que debe tener todo relato:

  • claridad (ser claros)
  • concisión (se concisos)
  • verosimilitud (ser creíbles)

Cuando se quiere escribir narrativa es porque se tiene algo que contar. Para ello se dan las herramientas, para que no se cometan fallos.

Los principales elementos de la narración son:

  1. narrador
  2. personajes
  3. acción

Toda narración debe tener un marco, el lugar y el momento en el que se desarrolle la historia y también donde se presenten los personajes principales. También ha de tener una historia, la trama, es decir el conjunto de hechos que le suceden a los personajes e incluir la manera en la que suceden los hechos y los motivos por los que suceden.

La trama tiene que tener tres elementos principales:

  • planteamiento: los desencadenantes de la historia, el inicio. Debe ser breve.
  • el nudo: se puede dividir en acción y reacción. Es la respuesta que algún personaje da ante el planteamiento de un problema. Incluye también las acciones que van a surgir de esa reacción del personaje, dando así forma a las líneas argumentales que se irán entrelazando.

 

PERSONAJES: Son los seres que viven en nuestros relatos, no tienen porque ser personas, pueden ser cosas o animales. Cuando son objetos o animales tienen que pensar y actuar como personas, en caso contrario no serían personajes sino sencillamente animales que aparecen en la historia.

Un personaje no tiene por que ser lineal, puede crecer a lo largo de la narración cambiando su carácter, forma de ver la vida, etc. Los hay:

–         principales: protagonista y antagonista, ambos deben esta muy bien perfilados y trabajados.

–         secundarios

 

NARRADOR: Es quien cuenta la historia, lo que está pasando, quien muestra a los personajes, etc.

Ya tenemos los elementos, ¿cómo se construye la narración? :

  1. teniendo claro qué historia quiero contar
  2. qué personajes van a intervenir
  3. las relaciones interpersonales de los personajes
  4. el planteamiento, nudo, desenlace
  5. la acción, espacio y tiempo
  6. ser detallista para ser creíble
  7. escoger de que modo lo vamos a contar, es decir, ¿en presente o pasado?, ¿el narrador es un personaje o no?, ¿en primera persona o tercera?, etc.
  8. hay que tener claro las partes que van a ser de descripción, diálogo, etc.

¿Qué hay que plantearse cuando estamos construyendo una narración?

  1. ¿quién lo va a contar?
  2. ¿qué hizo el personaje en cuestión? (acción)
  3. ¿cuando lo hizo? (en que momento)
  4. ¿cómo lo hizo?
  5. ¿por qué lo hizo?

Decíamos que la narración tiene tres virtudes, estas son:

CLARIDAD: desarrollar nuestra historia de forma que sea fácil de entender. No se pueden contar a la vez muchos hechos, de lo contrario crearemos confusión. No se pueden repetir los hechos dos veces en nuestra historia, ya que no se sabría si pasó antes o después. No podemos perder el hilo argumental de nuestra historia, se puede dejar aparcado, pero no perdido. Tampoco se pueden omitir detalles que son importantes, dado que también nos perderíamos. En cuanto al lenguaje tiene que se sencillo, que cualquiera pueda entender. No se pueden utilizar muchas metáforas, símiles, etc. por que la acción no avanza. Hay que hacerlo en su justa medida. Evitar las ambigüedades o no funcionará la historia.

CONCISIÓN: No nos podemos andar con rodeos, ir a lo que nos interesa siendo breves y exactos en lo qu queremos decir. Se consigue eliminando lo que impide que la novela avance, pero sin suprimir los elementos necesarios. Evitar las repeticiones, teniendo en cuenta que determinadas cosas sí son necesarias repetirlas.

CREDIBILIDAD: Es lo más difícil de todo, hacer que lo que contamos sea creíble. Lo conseguiremos gracias a los personajes, si los hemos trabajado bien y hacemos que actúen adecuadamente. También es fundamental la ambientación de la historia. Hay que trabajar muy bien los hechos, las circunstancias y los lugares para que la historia sea creíble.

 

Ejercicio: Estructurar la fábula del lunes pasado.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: