Inicio > Curso / Taller de CREACIÓN LITERARIA, LITERATURA, NOVELA, Personajes, RELATO > 25. PERSONAJES (5). CARACTERIZACIÓN

25. PERSONAJES (5). CARACTERIZACIÓN

CARACTERIZACIÓN

 

Para conseguir que los personajes parezcan reales, es necesaria la caracterización. Todo el que escribe dirá que en algún momento ha sentido que algún personaje se le revelaba.

El autor asigna a cada personaje una función y llega a decidir incluso cuando muere, pero llega un momento en el que el personaje hace algo distinto a lo que teníamos planificado para él. En ese momento el personaje se escapa a nuestra voluntad y empieza a tener vida propia. Esto quiere decir que los personajes tienen que interactuar con independencia de la voluntad del autor, quien puede interferir.

En el caso de que el narrador sea un personaje, es a quien primero hay que caracterizar o si es un narrador que va a dar su opinión. A continuación, se caracteriza al protagonista. Éste tiene que ser novedoso, es decir, hay que darle un toque original, algo que lo haga diferente, como ocurre con cada persona. Cada uno tenemos algo que nos hace diferente, no hay dos personas iguales. Lo mismo pasa con los personajes. Si nuestro personaje no tiene rasgos que lo diferencien, se convierte en alguien vulgar, por tanto sin interés.

Si el personaje tiene alguna rareza u otra característica, tiene que tener algo que justifique esa rareza, no puede ser raro por que sí. Es decir, el personaje tiene que ser equilibrado y tener aspectos comunes con el resto de la humanidad y aspectos que lo diferencien.

 

Hay actitudes universales, típicas y personales:

UNIVERSALES: Son las que tiene cualquier ser humano ante una circunstancia.

TÍPICAS: Son las que nos diferencian del resto.

PERSONALES: Son las que llevamos a cabo dependiendo de las circunstancias.

 

Los personajes no convienen que sean transparentes, es más, no deben serlo. Todo ser humano, aparenta ser de una forma determinada que en realidad no es. Siempre hay aspectos de uno mismo que no se le muestran a nadie. Sólo mostramos una parte de nuestra personalidad. Tenemos gustos o deseos que nunca mostramos a nadie, y eso también debe quedar manifiesto en nuestro personaje.

El personaje -> aparenta ser una cosa

Los otros      ->> ven otra cosa

Es                 ->>> otra cosa distinta

 

Hay un dicho japonés, en torno a esta idea, que viene a decir:  

  • –         Los japoneses tienen tres corazones.
  • –         El primero es el que muestra al resto de las personas.
  • –         El segundo es el que ven los amigos íntimos.
  • –         El tercero es el verdadero y lo guarda para sí.

La caracterización física también es importante, pero lo es más el sentido de la vida. Aunque cualquier descripción del aspecto físico es algo superficial, es necesario y ha de estar de acuerdo con la personalidad del personaje. Esas y otras características y datos forman un personaje real, que no tenga incongruencias. La caracterización es la clave para que el personaje sea real.

 

EJERCICIOS:

Crear la ficha de dos personajes: un banquero y un pasota.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: