Juzgar y condenar

Dijo Teófano el Recluso: “Tenéis un muerto en vuestra casa; no os preocupéis de enterrar a los demás”.

¿Por qué juzgar y condenar a los otros?   Tantas veces, nosotros mismos, somos culpables en aquello que precisamente condenamos, criticamos, sentenciamos.

Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: