4. INTRODUCCIÓN A LA NOVELA (2)

5. CONFLICTO 

Se produce cuando chocan dos fuerzas (personas o lo que sea) en un intento por conseguir un mismo objetivo. No olvidemos que estamos hablando de un conflicto literario.

Ej. En Drácula, tanto él como el marido de Mina, luchan por la misma persona: Mina. Los dos la quieren. El otro impide al personaje lograr lo que quiere, son las dos fuerzas batallan por conseguir un mismo objetivo, la fuerza del bien y la fuerza del mal.

Puede haber muchos obstáculos pero un sólo conflicto, a no ser que haya más de dos partes enfrentadas en la novela.  Por otro lado, comentó que, las dos partes enfrentadas tienen que tener las mismas posibilidades de alcanzar el objetivo, de obtener el objeto que causa el conflicto.

Esta idea la representó de forma gráfica en la pizarra dibujando una especie de dinosaurio y un ratón, frente a frente.  Ambos con intención de comerse un antílope. ¿Conflicto? No hay, dijo, ya que el ratón no tiene posibilidades.

Si tomamos como referencia el caso de Drácula, esta dificultad la soluciona el autor poniendo al lado del marido a un estudioso de Drácula (conoce sus puntos débiles ), un psiquiatra (quien ayuda psicológicamente a Mina a luchar), un cazador (entendido en armas), un viudo por haber matado Drácula a su mujer (poderoso económicamente para comprar lo que necesitan para la lucha) y el mismo matrimonio formado por Mina y su esposo. Al aunar todas estas fuerzas se consiguen equipar a las de Drácula, se consigue un equilibrio de fuerzas.

Se apuntó que la solución al conflicto no tiene por qué ser una lucha física real, se puede solucionar a través de un combate mental, económico, empresarial, de poder, etc.

Destacar en este elemento que lo que hace real al relato es el CONFLICTO, de ahí su importancia. En nuestra vida, en la vida real, siempre tenemos obstáculos que nos plantean un conflicto. Estamos de acuerdo en que, una novela, tiene que ser o parecer creíble, y ello se alcanza con obstáculos y conflictos que tenemos que resolver a lo largo de la narración. Hemos de contar como se resuelve.

Hay historias que en cuanto se empiezan a leer uno se posiciona al lado de un personaje determinado, del débil. Así se consigue que el lector se identifique con el personaje. Pero ocurre que la historia que contamos es una historia entre millones, y a los cinco días el lector no se acuerda porque es algo que ocurre a diario. Por ello, para que no se olvide, hay que ir un paso más allá, si lo que queremos es que quien lee no relegue o abandone lo que hemos escrito. Para ello, podemos introducir otros elementos que hagan más interesante nuestro texto. Una vez captado el interés y que el lector se haya identificado con el protagonista,  podemos además crear un debate moral con el resto de personajes y situaciones, y así hacer que el lector se posicione quizás esta vez de parte de otro. Nuevamente captaremos su interés. Se trata de darle la vuelta a la historia  añadiendo nuevos elementos al conflicto, haciendo por ejemplo que el maltratador pase a ser el maltratado. En ese momento el lector dejaría de identificarse con el primer protagonista y se identificaría ahora con el que consideraba al principio “malo”.

En la vida nada es totalmente blanco o totalmente negro, hay mil matices. Esto quiere decir que en el conflicto ni una de las fuerzas es exclusivamente la buena ni la otra exclusivamente la mala. Las dos partes tienen que estar equilibradas. No puede ser una toda maldad ni la otra todo bondad, ambas tienen que tener posibilidades de alcanzar el objetivo que buscan.

El autor tiene que ser capaz de colocar al lector en un aprieto, tiene que manipular la moral del lector, que ponerlo en un dilema, colocarlo ante una pregunta que le haga pensar. Si el autor es bueno el lector no se dará ni cuenta, el lector ni se enterará de que han estado “jugando” con él.

Es necesario en  el conflicto crear picos de tensión y valles de relajación, como veíamos la semana pasada, ya que son los puntos en los que el conflicto se mueve. Además, tiene que existir un pico enorme, momento en el que las dos fuerzas enfrentadas llegan a la lucha final. Llegados aquí se decide el destino de los diferentes personajes, se produce lo que llamaríamos la batalla final y la historia da un gran giro. ¿Cómo? Uno de los dos “bandos” sale vencedor del conflicto. En ese instante la curva de interés baja mucho. A partir de este punto, el lector, debe sentirse desesperado por conocer como es el fin, como acaba. Esto se denomina climax. El clímax se define como el punto de no retorno, el momento en el que el conflicto tiene que ser solucionado sí o sí.

Si hemos hecho el trabajo bien a lo largo de la novela, el lector llegará a este punto: no poder deja de leer hasta saber cual es el desenlace. Sin embargo, la novela nunca finaliza en el clímax, sigue un rato más. Se ha solucionado el conflicto, hay un ganador, pero es necesario introducir una escena más (escena obligatoria) para tener conocimiento de lo que ocurre con cada uno de los personajes secundarios. Esto no significa que haya que resolver todos los problemas del personaje. La historia puede no quedar completamente terminada. Puede dejarse la puerta abierta -digámoslo así- con un nuevo conflicto para una segunda parte, un segundo libro. También están los finales tradicionales, donde todo queda atado y sin nada pendiente de explicar. No tiene, ni tan siquiera en este caso, que explicarse todo al detalle. Se puede dejar que sea el lector, con su imaginación, quien llegue a sus propias conclusiones. Esto sería un final abierto.

Un último apunte. El argumento es lo que quiero contar. La historia que se cuenta, lo que tenemos que contar es siempre lo mismo. Lo que cambia es el personaje, su personalidad, la situación, el periodo histórico, etc.

 

Hasta aquí la INTRODUCCIÓN A LA NOVELA, cuyo detalle (según el temario)  ha sido el siguiente:

 

1. INTRODUCCIÓN A LA NOVELA

1.1 Qué es la novela

1.2 Estructura de la novela

1.3 Inspiración y desarrollo de la historia

1.4 Nivel de realidad

1.5 Planificación de la obra 

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: